Templates by BIGtheme NET

¿Conoces el Rivolta de ISO?

Pocas décadas han sido tan prolíficas como los sesenta, del pasado siglo. Nuestro protagonista es fruto de esa época, nacido en 1963 de la mano de un fabricante “menor”italiano, Iso. Había producido el Rivolta, un miniauto de buena factura y, de repente, dio un salto de gigante y salió con este cochazo, justo el otro extremo: un superdeportivo.

El Grifo es obra de genios. Su carrocería fue diseñada por Giorgetto Giugiaro, en Bertone, mientras Bizzarrini –batuta del diseño del Ferrari 250 GTO– puso su experiencia en la parte mecánica. En 1963, Bertone mostró el prototipo Grifo A3/L –siendo L por Lujo- en el Salón del Automóvil de Turín, mientras Iso exponía la versión de Competición: el Iso Grifo A3/C. Ambos fueron un éxito abrumador. Luego, se realizaron algunos cambios a los prototipos, incluidas mejoras sustanciales en el frente, logrando un resultado exquisito, con la belleza característica del diseño italiano.

Para catapultar el vehículo se utilizó la fuerza bruta de los V8 americanos, específicamente el motor 327 V8, de 5.4 L de desplazamiento del Chevrolet Corvette. Entregaba 300 o 350 CV, según fuera el caso, y los italianos lo acoplaron a un cambio Borg-Warner de 4 velocidades. Estos motores fueron fabricados en Estados Unidos, pero revisados y modificados antes de ser instalados, llevando su cota a más de 400 CV. Con esta potencia estallando bajo el capot y un peso de menos de 1 000 kg, el vehículo fue capaz de alcanzar velocidades superiores a los 275 km/h de velocidad máxima, pero …lograba ir hasta 110 km/h en primera … ¡rrrrrr!

El Iso Grifo se mantuvo en producción casi diez años, con varias series y versiones en su cuenta. Para 1972 utilizó motores de origen Ford, son versiones con su toma de aire más alta, con un aspecto más agresivo. El petróleo, ese eterno ente contradictorio de nuestras vidas, selló la suerte de este superauto. ISO SPA tuvo que cerrar sus puertas en 1974, durante la crisis energética de esos años.

1(131)

Todos los Grifo son hoy una rareza muy cotizada por su belleza y excepcional mecánica. Su producción se desglosa en un total de 322 unidades de la Serie I y 78 coches de la Serie II construidos, para un total de 400 Grifo. De ellos, 90 fueron 7 Litri, apenas 23 de la Serie II de 5 velocidades, y solo 4 autos de la Serie II Targa.

Facebook Comments